Skip to content

Alma de Fuego Fest brilla en Madrid

Hace 2 años 0

Por fin ha llegado el día. Hoy, 17 de marzo, aterriza en Madrid la gira “Alma de Fuego Fest” de Zenobia. La banda de heavy metal de Lardero (La Rioja), fundada en 2002 por el vocalista Jorge Berceo, con Víctor de Andrés a la guitarra, Ernesto Arranz a los teclados, Salva Hache al bajo y Javi Herrero a la batería, viene con las pilas bien cargadas para presentar Alma de fuego II, su quinto álbum de estudio lanzado en noviembre del pasado año, y dejar sin respiración a la Sala Penélope. Hoy, la banda riojana viene muy bien acompañada de dos bandas. Se trata de Regresión y Guadaña.

Regresión es una banda de hard rock y heavy metal formada en 1995 en Hospitalet de Llobregat (Cataluña). Desde el año 2000, su formación se hace estable, con Pedro Guijarro a la voz, Toni Sánchez y Pablo González a las guitarras, David González al bajo y José Ignacio Uría a la batería. Poseen ya una trayectoria discográfica considerable, siendo Prisioneros (2015) su último lanzamiento.

Por su parte, Guadaña es una banda de heavy metal formada en San Fernando (Cádiz) en 2010, formada en la actualidad por Gloria Romero “Glory” y Salva Sánchez (vocalistas), Juanma Patrón (guitarra y coros), Nael Martín (bajo y coros) y Pablo Casas (batería). Tienen ya bajo el brazo su tercer LP, Karma, lanzado el pasado 10 de febrero, con colaboraciones tan destacadas como las de Tete Novoa (Saratoga) o Alfred Romero (Dark Moor). El grupo ha pasado por varios cambios de formación, pero han sabido mantener su calidad y crear un sonido muy personal.

En la fila, ya se palpan en el ambiente las ganas de entrar y disfrutar de este show tan especial, pero aún debemos esperar hasta las 19:00 para que nos den acceso a la sala.
Alrededor de las 19:30, arranca la primera banda: Regresión.Con mucho entusiasmo, y con un buen sonido heavy metal clásico, comienzan el show con 5 de noviembre, tema de su último disco, Prisioneros. La sala aún no está llena, pero el ambiente es muy bueno. El siguiente tema es Mil sirenas,perteneciente a su tercer LP Santa Decadencia, que comienza con batería y bajo con slap. Muy destacables los solos de Pablo a la guitarra y de David al bajo, al que sorprendentemente escuchamos bastante. Mientras, la gente da palmas y alza los puños al ritmo de la música. Un día como hoy nos lleva al segundo disco de la banda, Revolución. La banda mantiene su fuerza, su calidad y su actitud atrevida y desenfadada. Un saludo enérgico del vocalista da paso a Sigo vivo, tema de Revolución. Para el siguiente tema, Pedro nos anima a levantar nuestro dedo corazón y rebelarse a ritmo de “¡mírame, jódete!”. El tema es Cautivo (Prisioneros) muy cañero y contestatario. Los dos temas que vienen a continuación son de Prisioneros, y son Llévame contigo y No nos van a parar. Ambos son de corte parecido, cañeros y atrevidos. La gente aplaude y canta a viva voz. Para el final del setlist se han dejado Estrella del rock, de su último trabajo. Sin duda, todo un himno al descontrol que el público está pidiendo a gritos. “Sex, drugs and rock ‘n roll!”, clama la sala Penélope a ritmo del tema, creando un ambiente de lo más heavy. Vemos que Pedro lleva un pie de micro muy original, con el logo de la banda en la base. Nos toca despedir a la primera banda, pero aún queda mucha noche por delante. Y sobre todo, ¡mucho heavy metal!

Sobre las 20:30, y tras un largo chequeo de líneas, es el turno de Guadaña, la segunda banda de la noche. La base instrumental del grupo toma posición en el escenario, mientras la gente grita de forma casi incontrolable.  Con una estética muy compenetrada, se colocan Juanma a la guitarra, Naelal bajo y Pablo a la batería, y arrancan el primer tema: Aún sigo en pie, de su último trabajo, Karma. De forma poderosa, salen los dos vocalistas de la banda: Gloria y Salva. Ambas voces empastan bastante bien en sus desdobles vocales. Además, la mezcla entre voces melódicas y los guturales de Salva también resulta acertada. El público parece estar ya muy animado, y eso que apenas han comenzado. Ante nosotros tenemos al bajista, quien hace un trabajo magistral a las cuerdas. Continúan con Ser uno mismo, potente tema de Karma que nos invita a reafirmarnos. Tras él, Salva saluda a un público que no deja de aplaudir y de gritar. Después del saludo, nos anima a cantar el estribillo de Yo soy la ley, del LP Deryaz. Gloria, ataviada con una chaqueta granate, se hace con el control vocal del poderoso tema, mientras la gente continúa cantando al ritmo de las palmas. Los guturales y los solos de guitarra cobran un gran protagonismo. La siguiente canción habla de plantar cara, de reivindicarse: es Dios del trueno(Karma). La banda continúa con mucha caña y bastante buen nivel. El siguiente tema, Némesis, de Karma, empieza con muchísima fuerza y la mantiene hasta el final, pasando por colores muy distintos. Al inicio, Salva se hace con el control del tema. Gloria, ahora sin chaqueta, saca a ondear una bandera con el logo de la banda. A continuación, se apagan las luces y comienza a sonar un estribillo: “Reúnete, la fiesta empezó, Nuestra revolución”, dando así comienzo a este tema de su último disco. Lo que sigue es una auténtica fiesta. Saltos, gritos, coreos, puños en alto,… Los Guadaña saben cómo hacérnoslo pasar bien. Después, Gloria nos muestra su lado más atrevido en Como hermanos, cañero y animado tema del álbum Deryaz. El bajo con slap, al igual que la guitarra, destacan bastante. Un cálido saludo de la vocalista sobre una base instrumental da paso al tema final del setlist; Karma, canción homónima de su último trabajo, que no defrauda. Para contribuir a una puesta en escena dinámica, en un interludio lento del tema, todos los miembros abandonan el escenario, para volver a ocuparlo más tarde cuando llega el solo de guitarra. Con este poderoso cierre, ponen fin al concierto, no sin antes presentar al grupo y mostrarse agradecidos tanto a los organizadores como al público y al resto de bandas. ¡Esperamos verles de nuevo!
La sala ya está llena cuando le toca el turno al plato más fuerte de la noche: Zenobia. El escenario aún se encuentra prácticamente vacío, presidido por una escalera con la inscripción latina “Militia est vita”, título de uno de los temas de Alma de fuego II.  En lo alto de la misma, vemos ya a Javi a la batería, colocando sus platos de color rojo, preparado para darle bien a los palos. Mención aparte merecen los dos peluches que ocupan la escalera, uno de un esqueleto con guitarra y otro del genio de Aladdin. No cabe duda de que será un show especial. En torno a las 21:30, comienzan a salir los miembros de la banda, uno a uno. Salva al bajo, Ernesto a los teclados y Víctor a la guitarra. Apenas han tomado posiciones, y al público ya le ha dado tiempo a dejarse la voz. Cuando sale Jorge con su micro, Zenobia arranca con una fuerza más que brutal con 100 dardos, tema de apertura de su último disco. La banda se hace con el dominio del escenario de una forma impactante. Acaba de comenzar el concierto y ya se respira una entrega completa por parte del público. El espectáculo continúa con La última vez, del disco Supernova. La gente salta sin parar, los ánimos no decaen ni un solo segundo. Tenemos la suerte de tener bien cerca a Víctor, quien derrocha personalidad ejecutando sus solos con gran maestría. El siguiente tema, habla de luchar por los sueños: es Ícaro, del álbum Alma de fuego. El público canta sin cesar mientras Jorge nos sorprende con su increíble voz y su soltura encima del escenario, haciendo alarde de sus buenas dotes como frontman. El sonido de clavecín de Entre tinieblas, de Alma de fuego II, abre el siguiente tema: El pacto, del mismo álbum. Un tema muy poderoso que  no deja a nadie indiferente. Vemos a Víctor ejecutando un increíble solo con bending, y a Jorge dejándonos boquiabiertos con su gran registro vocal. Con Corazón de hielo (Alma de fuego II), da comienzo la primera descarga de adrenalina. Y es que es un tema que incita a dejarse la piel y el alma entonándolo. La gente grita sin parar con los puños en alto, y los miembros del grupo aprovechan cualquier oportunidad para demostrar cercanía con su público y sus tablas sobre el escenario. Esto lo observamos en la actitud atrevida y desenfadada de Jorge, presente durante todo el concierto, y en Salva y Víctor, a quienes se ve muy a gusto interactuando entre ellos y cambiando posiciones, y en ocasiones tomando el control del escenario. Sin olvidar por supuesto a Javi a la batería y a Ernesto a los teclados, que a pesar de encontrarse detrás y no poder moverse, son más que imprescindibles.

La introducción de Las arenas de Palmira da paso a Mi destino, ambos temas de Alma de fuego II. El característico ritmo pesado de este tema invita al  headbanging sin cesar. Víctor se hace con el control de la escalera, para más tarde hacer un brutal solo con tapping. “¡Metálicamente de puta madre!”, se oye desde el público. Este es el mensaje que el guitarrista siempre lleva por bandera, y que hoy también lleva en su propia guitarra, customizada a su manera. El momento más emocionante del concierto llega con Valiente (Alma de fuego II). Ernesto y Jorge se quedan solos en el escenario, para crear una atmósfera intimista compuesta por piano y voz. Sentado en las escaleras, Jorge derrocha voz y fuerza, mientras Ernesto nos pone el vello de punta con un piano muy bien cuidado. A pesar de estar al fondo, también a los teclistas debe llegarles su momento. Para nuestra sorpresa, han querido hacer un popurrí de baladas. Al primer fragmento de Valiente, sigue No lloraré por ti (Luchando hasta el final) y Vuelve(Armageddon), en la que Ernesto se atreve con los coros. El público se estremece al escuchar las primeras notas de piano de Ante tus ojos (Luchando hasta el final), y la emoción aumenta cuando Jorgese acerca al público a cantar. Sin duda, un momento precioso. Pero esto no es todo. Al final del tema, el resto de la banda se funde para terminar con un corte power ballad con mucha fuerza. Ahora le toca el turno a la sección instrumental con Océanos de fuego (Alma de fuego II). Víctor y Salva campan a sus anchas por el escenario, sin bajar el listón. Tampoco lo baja Ernesto, quien tiene la oportunidad de lucirse con un buen solo de teclados. Tras este tema, el cantante aprovecha para mencionar la participación de Víctor en The Real Rock Experience (México), y de paso, ¿por qué no hacer un poco de publicidad del merchandising? Promoción aparte, ahora llega un momento de gran subidón con Brindemos por una canción (Alma de fuego II). Habla de dejar atrás los problemas, de salir a divertirse y olvidarse de todo. Y no hay duda de que el público lo está haciendo. Hasta el peluche del genio de Aladdin parece querer unirse a la fiesta. El subidón se mantiene con Mi alma es tempestad, del LP Armageddon. Observamos aquí la gran compenetración entre los miembros del grupo, y su naturalidad encima del escenario. Tanta, que Jorge coge un móvil del público y comienza a grabar con él. “Tened miedo, porque ahora llega el Ángel negro”, nos dice el vocalista, dando paso a este gran tema de Alma de fuego II. Una vez que Víctor comienza el característico riff del tema, lo siguiente ya es puro descontrol. La gente salta, grita, canta, hace headbanging (pobres nuestros cuellos),… No parece haber nadie que no esté disfrutando al máximo. Hasta con las letras cambiadas sigue siendo una canción única, y el grupo no deja de sorprendernos con su gran garra. Tras este momentazo, se apagan las luces y todos los miembros se van del escenario. Pero todos saben que aún no ha terminado el concierto. A viva voz, el público comienza a cantar el estribillo de Lo llevo en la sangre, mítico tema de Zenobia, perteneciente a Alma de fuego. Tras unos minutos, la banda regresa a ritmo de Borraré tu nombre, tema de apertura de Supernova, otro de sus temas emblemáticos.
La gente enloquece ante la banda, cuya fuerza no ha decaído en ningún momento. A continuación, viene un tema que muchos estaban pidiendo: Una de piratas. La banda y el público se lo pasa como nunca viviendo al máximo cada verso de la canción. El broche final del tema lo pone Jorgeondeando una bandera pirata y creando una puesta en escena única. Ahora llega La tormenta (Alma de fuego). Desde el control de iluminación, cambian las luces a un rojo intenso, creando una atmósfera casi infernal. Vemos aquí el rollo divertido que llevan los miembros, jugando con las posiciones los cables, etc. Tras el poderoso rulo final, la banda comienza a tocar Lo llevo en la sangre. Ahora sí hemos llegado al momento de máxima adrenalina. Todos los miembros de la banda se entregan por completo, y el público canta a voz en grito, como si no hubiera un mañana. Durante su solo, vemos a Víctor con el vello erizado, no sabemos si por los ventiladores o por la pura emoción. Ya hemos llegado al término del setlist, en el que la banda agradece a su público, y nosotros tampoco podemos estar más agradecidos. Zenobia nos ha regalado un concierto inolvidable.
Con esto, ponen punto y final al show, dejándonos un muy buen sabor de boca. Tanto Zenobia como Regresión y Guadaña han sabido dejar el listón bien alto y llenar la sala Penélope de buen metal nacional. ¡Enhorabuena a todos, hasta el próximo escenario!

Setlist Regresión

  • 5 de Noviembre
  • 1000 sirenas
  • Un día como hoy
  • Sigo vivo
  • Cautivo
  • Llévame contigo
  • No nos van a parar
  • Estrellas del rock

Setlist Guadaña

  • Aún sigo en pie
  • Ser uno mismo
  • Yo soy la ley
  • Dios del trueno
  • Némesis
  • Nuestra revolución
  • Como hermanos
  • Karma

Setlist Zenobia

  • 100 dardos
  • La última vez
  • Ícaro
  • Entre tinieblas/El pacto
  • Corazón de hielo
  • Las arenas de Palmira/Mi destino
  • Valiente/No lloraré por ti/Vuelve/Ante tus ojos
  • Océanos de fuego
  • Brindemos por una canción
  • Mi alma es tempestad
  • Ángel negro

Encore

  • Borraré tu nombre
  • Una de piratas
  • Tormenta
  • Lo llevo en la sangre

Deja tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*