Skip to content

El volcán estalla en La Riviera

Hace 2 años 0

Una vez más, los Sôber cuelgan el cartel de “SOLD OUT” a las puertas de La Riviera. Estamos en plena gira Vulcano, el último trabajo de una de las bandas de rock/metal alternativo más potentes de todo el panorama nacional. Hoy, viernes 31 de marzo, Carlos Escobedo (voz y bajo), Jorge Escobedo (guitarra), Antonio Bernardini (guitarra) y Manu Reyes Jr. (batería) vienen a poner sobre el escenario sus más de veinte años de trayectoria, escenario que ya fue testigo de su gira 20 Aniversario. Hoy, por fin es el día. Hoy, estalla el volcán.

Esta vez, Sôber vienen acompañados de dos bandas, una nacional y otra internacional. Son Contrabanda y Tri State Corner.

Contrabanda es un grupo madrileño de rock formado por Jota Culebra a la guitarra, Chico Demonio a la batería, Tony Laspiernas a la voz y Soto SD al bajo. Debutan con su primer disco, Trece, en enero de 2010, y traen ya consigo su tercer álbum de estudio, Retrophonic (octubre 2016), que fue producido por Alberto Seara y por el propio Carlos Escobedo en los estudios Cube de Madrid, donde han grabado bandas como Mägo de Oz, Hamlet o los mismos Sôber. Contrabanda vienen con un estilo muy directo y atrevido para abrir este memorable show en La Riviera, como ya hicieron en pasadas fechas de la gira Vulcano.

Tri State Corner son la banda internacional que viene hoy a acompañar a los madrileños, y lo hará también el día 1 en Barcelona. Se trata de una banda de rock formada en 2004 con trazas de otros estilos como el metal, el blues y otras ramas, cuyos miembros saludan desde Grecia, Polonia y Alemania. Una combinación de diferentes culturas, cuya aportación más característica es la incorporación del bouzouki, un instrumento de cuerda de origen griego, parecido a una guitarra, que da a la banda un rasgo único. El grupo, formado por Lucky (voz), Janni (bouzouki, coros), Christoph (guitarra), Markuz (bajo) y Chris (batería), viene con su cuarto álbum de estudio bajo el brazo, Home (2014).

Con algo de retraso, sobre las 19:15 nos dan paso a la mítica sala madrileña. Como han pensado en todo, nos pinchan Passenger de Iggy Pop para que la espera se nos haga más amena. A las 19:45, se hace la luz en el escenario, y unos acordes de guitarra dan paso al primer grupo: Contrabanda. Su setlist lo forman seis temas de su Retrophonic. Los cuatro componentes van saliendo uno a uno ante una sala llena, y  arrancan con Maldición, con el que ya dejan ver su rollo atrevido y directo. Nos llama la atención el pie de micro de Tony, formado por calaveras. Un buen juego de luces y un sonido bastante bueno cierran el conjunto. Un salto del cantante da inicio a Todo acabó, que invita a moverse sin parar. El siguiente tema es Muero entre tus ojos. Tony desgarra su voz mientras el público alza los cuernos en alto. Tras un saludo, comienza Mal actor, canción en la que Tony hace uso de su talk-box, al tiempo que anima a la sala al grito de “¡Vamos, Madrid!”. La sala se llena de aplausos y de coreos, aunque el público aún no está al 100% de entrega. A continuación, la banda nos regala “un trocito de su corazón” con  Se marchó, que, aunque comienza con un pequeño lapsus, saben salir airosos. Se trata de un tema algo más profundo, con muchos colores, en el que destacan el uso de la pandereta y el shaker, la potencia de Chico Demonio a la batería, además de los coros de Soto, el bajista. También merece mención el solo de Jota a la guitarra. La banda cierra con Miedo, un tema bastante cañero, en el que Tony da una sorpresa al público lanzando varios ejemplares de Retrophonic. ¡Un gesto increíble! ¿Eres alguno de los afortunados que consiguió pillar uno? Tras este gran detalle, la banda se despide y el escenario vuelve a quedarse vacío. Se nos ha hecho corto, pero aún queda noche…

Tenemos que esperar bastante tiempo hasta que le toca el turno a la segunda banda: Tri State Corner. Comienza a sonar una base con ritmo oriental, al tiempo que salen los cinco miembros de la banda. Empiezan con un potentísimo Faster, de su último álbum Home. Sobresale el instrumento característico de la banda, el bouzouki, a manos de Janni. El vocalista Lucky, que lleva una muñequera con la bandera griega, alza los cuernos. La sala se inunda de gritos y aplausos: está claro que la banda gusta. La siguiente canción es Nothing at all, que viene de su tercer álbum, Historia (2011). Deja ver el mismo corte, con gran importancia de Chris a la batería, y la percusión que en ocasiones toma el vocalista. Los miembros de la banda campan a sus anchas por el escenario, haciendo gala de su naturalidad y un potente sonido, más próximo al metal. La sala se encuentra ahora más viva. Con el siguiente tema, Free prison, vuelven a su último LP. Es un tema algo más suave, pero invita a bailar de igual modo. La gente da palmas sin parar, mientras Janni muestra sus increíbles dotes con su bouzouki. Se nota que la banda está disfrutando, al igual que el público. Después de este tema, el cantante se dirige a nosotros en inglés, aunque intenta algunas palabras en castellano, con lo que nos deja ver su buen sentido del humor. Sooner or later  es la siguiente canción, del disco Historia, con gran poder en los coros. Los griegos llevan una buena marcha, y los aplausos no cesan. Ahora nos toca estar bien despiertos con Sleepless, de Historia. Un tema con un inicio muy potente, y con gran notoriedad de sus raíces griegas. Markus y Christoph, bajista y guitarrista, nos dejan ver su carisma sobre el escenario. Janni, aunque permanece en el sitio, nos demuestra que tiene un increíble talento a las cuerdas. A continuación, Lucky nos cuenta la historia del grupo en español, sin abandonar el toque de humor. Con esto, ahora viene un tema en griego, lento, tranquilo, profundo. Se llama Kapia Stigmi, y comienza con voz, bouzouki y una pequeña percusión, creando un ambiente intimista. Para nuestra sorpresa, Janni se atreve cantando una estrofa, con lo que la Riviera se llena de aplausos. El resto de la banda se une a esta balada. Estamos tocando ya el final pero antes nos presentan My own world, tema de su último álbum. La banda saca toca su cera en este tema, cañero, potente y poderoso, mientras la gente grita entusiasmada. Tri State Corner han sido la gran sorpresa de esta noche, aunque nos hemos quedado con ganas de más, ante la despedida inesperada del grupo.

Tras otra larga espera, sale al escenario el presentador, que no es otro que Jorge de Rock FM. Viene a contar la bonita historia de cómo hace 15 años conoció a Sôber, para que 15 años después le llamaran para presentar el show de hoy. “¡Esto va a ser único, mágico, histórico!”, grita Jorge, entusiasmado. A continuación, el presentador da paso a la proyección del videoclip de Estrella polar, una increíble balada de Vulcano. Somos privilegiados, ya que estamos asistiendo a su estreno, tal y como anunció la banda en redes sociales. La sala entera se llena de aplausos y emoción con este videoclip de la productora From Hell Pictures, dirigido por Jorge Escobedo. Sobre el escenario, aún vacío, ya hay dos paneles con el logo de Vulcano. Tras unos minutos de espera, por fin salen uno a uno los miembros de Sôber: Manu Reyes a la batería, Jorge Escobedo y Antonio Bernardini a las guitarras y, por último, Carlos Escobedo a la voz  al bajo. Los madrileños arrancan con el tema que da título a su último trabajo. Los Sôber dejan ya ver su actitud decidida y atrevida. Sumada a unos juegos de luces de locura y un público ya desatado, el resultado es un auténtico “volcán”.

Después de este brutal despegue, continúan con Irreal, tema de Vulcano. Con un bajo que parece llevar el logo del disco, Carlos Escobedo campa a sus anchas por el escenario, mientras derrocha voz. A la batería, y con una destreza sorprendente, Manu parece enloquecer. Tras este tema, Carlos nos dirige un cálido saludo, para dar paso a la siguiente canción. Sôber anima al público y lo invita a volverse Loco. Con este tema del álbum Morfología, la banda saca su garra y su lado más metal. Nos sorprenden los guturales de Jorge y, una vez más, los grandes dotes de Manu a las baquetas. Tras este momento de “locura”, Jorge se dirige al público. Ahora sí, la sala está completamente llena, y los ánimos bien arriba. Ahora viene Sombras, una canción muy querida, en palabras de Carlos. Aquí, el cantante muestra una dulzura particular en la voz. Una peculiaridad de los temas de Sôber es que ninguno de ellos suele ser completamente plano. Todos poseen cambios de ritmo y diferentes pasajes que los hacen únicos ante el resto de bandas. Esto se nota bastante en este tema. A continuación, viene un tema de Superbia, álbum bastante bien valorado. La canción habla de los fantasmas del pasado, y no es otra que Fantasma, un temazo con muchísimos colores. La banda adopta un tono más lúgubre, y destacan sobre todo los solos de guitarra de Bernardini y Escobedo.

Ahora, comienzan a sonar los acordes de Papel mojado, un tema de Vulcano que, según Carlos, habla de tropezar y caer por la misma piedra. Con este tema, los Sôber crean un ambiente intimista, mientras la gente continúa dejándose la voz con cada estrofa. Bernardini tiene aquí la oportunidad de demostrar su talento con un gran solo de guitarra. Un riff de batería da comienzo a Oxígeno, con el que la banda viaja a la época del álbum Synthesis. De nuevo los juegos de luces crean una puesta en escena única. “Os noto fríos, ¿qué os pasa?”, pregunta Carlos, muy atento con el público durante todo el concierto. “Parece como si hubiera caído Blancanieve”.  Con este tema del álbum Letargo, la gente enloquece, hasta el punto de que casi se escucha más cantar al público que al propio Escobedo. A continuación, viene Umbilical, un tema muy cañero y desgarrador de Superbia, en el que Jorge se luce con un solo muy destacable. Vuelve ahora el frío con El hombre de hielo, tema de Reddo, que Carlos nos dedica a todos nosotros. Sin embargo, no es precisamente frío lo que sentimos. Es un tema muy dinámico y evocador que a nadie deja indiferente. Bernardini hace gala de su soltura con su solo, al tiempo que juega a tirar su púa al aire.

Son las 22:30 cuando se produce el primer parón, y comienzan a sonar los acordes de Arena a manos de Bernardini. De una introducción lenta, pasan a una verdadera explosión con este tema de Vulcano. Le llega el turno a continuación a una canción de Paradÿsso: Lejos. Escobedo sale ahora con su bajo”Vulcano”, que ya lucía en sus redes sociales. El tema destaca sobre todo por su potencia y por la fuerza del bajo. Ahora ha llegado el momento de hacerse Cientos de preguntas. Con esta canción de Reddo, la banda toma un sonido algo más suave. Los ánimos de La Riviera siguen bien altos. Después de esto, Jorge se queda solo tocando los acordes del siguiente tema. “Espero que nadie se sienta hoy Arrepentido”. Basta pronunciar esta frase para que la sala entera se llene de locura. Un nuevo viaje a la época Paradÿsso. Sôber continúan derrochando carisma, y el público sigue dejándose la voz.

A las 22:51, se apagan las luces y hay un nuevo parón para cambiar el formato del escenario. Cuando vuelven a encenderse, vemos a José Villar sentado al piano, y a un terceto de cuerda al otro lado. Escobedo sale ahora sin su bajo para lucir voz interpretando Estrella polar, y crear con ella un ambiente minimalista y, de paso, ponernos el vello de punta. Para el siguiente tema se mantiene el formato, pero esta vez Carlos pilla el bajo, y Bernardini sale con otra guitarra. El tema es Náufrago, un tema de Superbia que casi no necesita presentación. La Riviera entera se estremece con cada verso. Y es que es un tema realmente emocionante, muy querido por los fans. “Ya tenemos que irnos, el reloj hace Tic-tac”. Nada más escuchar esto, el público grita y comienza a dar palmas. Tic-tac es un tema bastante profundo de Superbia, en el que destaca sobre todo la voz de Escobedo. A continuación, Bernardini comienza a tocar el riff del siguiente tema: Diez años, del álbum Paradÿsso, un tema muy cañero. Aquí, Carlos se arranca con una base en slap, mientras presenta a los miembros de la banda, que hacen un solo cada uno. Incluido Manu, que nos sorprende saliéndose de su propio set de batería durante su solo.

Ya hemos llegado al final del setlist, pero ahora le toca el turno a un tema de Vulcano dedicado a todos los fans que han acompañado a la banda durante estos más de veinte años de trayectoria musical. El tema es Héroes, y aquí el protagonista es el público. Ya un montón de fans, aquellos que disponían de la entrada VIP, ocupan el escenario junto al grupo. Padres, madres, niños, jóvenes, adultos,… los fans de Sôber no tienen edad. El momento que viene ahora es suyo, de todos esos héroes. “Nos creímos invencibles, somos guerreros que en la trinchera no nos rendiremos jamás”, dice la letra. Un momento único, sin duda. Ahora sí, ha llegado el final, y la banda nos da una calurosa despedida.

Se apagan las luces, pero nosotros seguimos con los ánimos muy encendidos. Y es que tanto Sôber como sus acompañantes Tri State Corner y Contrabanda nos han hecho disfrutar como nunca. Conciertos de 10, bandas de 12. ¡Ya os queremos de vuelta!

Setlist Contrabanda

  • Maldición
  • Todo acabó
  • Muero entre tus ojos
  • Mal actor
  • Se marchó
  • Miedo

Setlist Tri State Corner

  • Faster
  • Nothing at all
  • Free prison
  • Sooner or later
  • Sleepless
  • Kapia stigmi
  • My own world

Setlist Sôber

  • Vulcano
  • Irreal
  • Loco
  • Sombras
  • Fantasma
  • Papel mojado
  • Oxígeno
  • Blancanieve
  • Umbilical
  • El hombre de hielo
  • Arena
  • Lejos
  • Cientos de preguntas
  • Arrepentido
  • Estrella polar
  • Náufrago
  • Tic-tac
  • Diez años
  • Héroes

Deja tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*