Skip to content

Débler + Mägo de Oz: El doblete más esperado hace arder La Fortuna

Hace 1 año 0

Estamos a sábado 24 de junio, y con los primeros rayos de sol, comienzan a llegar los fans más tempraneros al recinto ferial de La Fortuna (Leganés). La ocasión lo merece, ya que esta misma noche a las 11:30 dará comienzo el concierto de un doblete muy esperado: Mägo de Oz y Débler. La primera, una banda ya consagrada tanto a nivel nacional como internacional, con una extensa trayectoria que se ha ganado seguidores alrededor de todo el globo. La segunda, una banda muy prometedora que se encuentra en pleno despegue gracias a su último álbum, ‘Somnia’, que sin duda no debes perderte.Las horas transcurren bajo un sol de justicia. Sin embargo, el buen ambiente hace que el tiempo pase mucho más rápido, y el calor apenas se note. Los fans han venido bien equipados para hacer frente a la espera: crema solar, litros y litros de agua, comida, y dosis extra de ganas de pasarlo en grande. A medida que corre el reloj, más y más personas se atrincheran en las posiciones más cercanas al escenario. En la valla, dos grandes pancartas muy bien elaboradas con los nombres de los dos clubs de fans oficiales de ambas bandas: NocSom para Débler y Diabulus of Oz para Mägo de Oz.Cae la tarde, y ya vemos a miembros de los dos grupos preparados para la prueba de sonido. Los ánimos crecen como la espuma cuando escuchamos los primeros acordes y golpes de bombo. Por un momento, la lluvia amenaza con la cancelación, pero el temor desaparece al caer la noche. Todos nuestros sentidos están puestos en un escenario aún vacío. Los minutos pasan más y más espacio a medida que se acerca la hora de un concierto que estará lleno de sorpresas.Llegan las 11:30, y da comienzo la primera banda: Débler. Como una melodía celestial, comienza a sonar ‘Fleet Street 186’, introducción de ‘Somnia’, y ya es suficiente para que se extiendan los gritos por todo el recinto. Esos gritos aumentan su volumen cuando aparece Nelson Valenzuela a la batería. Poderoso, y con una sonrisa que encandila, Nelson hace que todo el público levante sus ánimos. Los gemelos García, Álex a la guitarra y Sergio al bajo, son los siguientes en pisar fuerte la tarima. Arrancan con un enérgico ‘Nada nos podrá parar’, tema de apertura de su último trabajo. Como un rayo, Dani Fuentes se abre paso con su violín, seguido de Rubén Kelsen, al que ya vemos preparado para hacer vibrar La Fortuna con su voz. Vestidos con su habitual look para el álbum, los chicos despegan con una fuerza sorprendente. Continúan con ‘Mar de lágrimas’, un desgarrador lamento que hace que los asistentes se estremezcan. Uno de los momentos clave para Dani, que ejecuta un solo digno de asombro. El siguiente tema es el potente ‘Se apagó el sol’, un potente tema que Rubén nos pide que cantemos a pleno pulmón. No es un problema, ya que el público, muy entregado, corea todas las canciones dejándose la voz. Hasta ahora, los jóvenes nos están dejando una impresión excelente. Talento, energía y buen rollo irradian en cada una de sus notas. La luz no es muy buena, pero no es un problema en absoluto: los chicos brillan con luz propia.Toca echar la vista atrás y recuperar dos temas míticos de su primer álbum, ‘Noctem Diaboli’. Parte del recinto se llena de nostalgia y euforia al mismo tiempo al comenzar el primero de ellos: “Renacer del alma”. Un tema que hace vibrar a cualquiera que lo escuche. Rubén sale ahora sin su chaqueta roja, pero con pilas bien cargadas. Su potencia vocal de escándalo hace que nos quedemos boquiabiertos. Dani aprovecha para sorprender con su arco iluminado con luces rojas de LED, de fabricación propia, muy al estilo sable láser de Star Wars, que ya ha lucido en anteriores temas. Una de sus señas de identidad, al igual que su inconfundible personalidad y su impactante fuerza sobre el escenario. Ahora es el turno de “Duelo hasta morir”, uno de los temas favoritos de su primer álbum. La Fortuna entera vibra con esta gran canción. Se nota en gran medida la compenetración entre cada miembro del grupo, que nos hace ver que se trata de una banda que merece la pena. Los gemelos salen hacia adelante para protagonizar aquí un pasaje instrumental digno de admiración. Sencillamente sublime.Comienzan las sorpresas en el último tramo del concierto. “¡Vamos a dictar sentencia juntos!”, grita Rubén. Débler ponen ahora toda la carne en el asador con “Sentencia final”, uno de los temas más aclamados de ‘Somnia’, que llega a provocar escalofríos, a pesar de que rozaremos los 30 grados. Se trata de un tema en el que cada miembro se encuentra en el punto más alto. Muy destacables los solos de Álex y Dani, que adornan el tema de forma exquisita. “¿Sabemos gritar?”, nos pregunta Rubén el el momento cúspide de la canción. Después de esa pregunta, les dejamos bien claro que sí sabemos. Hacia el último estribillo, las primeras filas, pertenecientes al club de fans NocSom, inician un estallido de confetis, que da un efecto precioso y muy colorido. Esto provoca una gran sonrisa en todos los Débler, que no se lo esperaban. El concierto se termina, no sin antes tocar un último tema. “Ya que habéis venido todos hasta aquí en procesión,…”, comienza Rubén. Esto solo puede significar una cosa: toca el turno a “La procesión de los borrachos”. Un tema muy cañero y festivo de ‘Somnia’, más inclinado hacia el folk, capaz de hacer sonreír al ser más triste del planeta. Al igual que en el disco, los chicos cuentan aquí con la colaboración de Zeta (Mägo de Oz) Los fans se encargan de montar una auténtica fiesta con serpentinas, confetis, y muchas sonrisas. “Disfrutemos juntos de todo el placer, que a esta noche aún le queda mucho que ofrecer”, canta Rubén. La gente grita, canta, salta, baila… No hay nadie que no se lo esté pasando en grande. Un cierre perfecto para un concierto memorable.Sin embargo, todavía no ha terminado la noche, ni mucho menos. Aún queda el segundo plato fuerte de las fiestas de La Fortuna: Mägo de Oz. Débler nos han dejado con la adrenalina por las nubes y las emociones a flor de piel, ya preparados para lo que viene a continuación. Durante la espera, los técnicos ponen a punto la escenografía de los Mägos, con la temática de su álbum ‘Illusia’. Antes de lo que esperamos, comienza a sonar la archiconocida Marcha Imperial, motivo habitual en la apertura de sus conciertos. Uno a uno, comienzan a salir los nueve miembros de la banda. Txus DiFellatio a la batería, Fernando Mainer al bajo, Frank y Carlitos a la guitarra, Javi Díez a los teclados, Moha al violín, Josema Pizarro a la flauta, y Patricia Tapia y Zeta a la voz. Tras ello, inician su despegue con “Pensatorium”, tema que da comienzo a ‘Illusia’. Sin que nos lo esperemos, ¡boom! Estallan dos salvas de confetis, creando un ambiente de lo más colorista y festivo. En su línea, consiguen levantar los ánimos de todos los asistentes nada más empezar. Sigue la fiesta con “Melodian” y “Abracadabra”, continuando el repaso al álbum. Dos temas que ponen aún más en pie al público.Uno de los grandes momentos de la noche viene cuando Zeta lanza su clásica pregunta: “¿Dónde están los heavies?”, que da paso a la legendaria “Satania”, de uno de sus álbumes mejor valorados, ‘Finisterra’. Rubén y Nelson vuelven a subir al escenario, esta vez como invitados de Mägo de Oz, para demostrar que también saben desenvolverse con ellos. Como si del infierno se tratase, comienza a salir fuego de la parte delantera del escenario, lo que desata los gritos y aumenta la temperatura. Una gran potencia irradia de cada miembro de la banda. Al fondo, Patricia nos pone el vello de punta con sus coros líricos. Es también uno de los puntos clave para Fer, que impacta con un increíble solo de bajo, y lo mismo se puede decir de Carlitos a la guitarra. Por supuesto, sobresaliente intervención de los dos invitados de Débler.Para seguir con las llamas, Mägo de Oz continúan con “La danza del fuego” (‘Finisterra’), muy aclamada. . El público corea sin parar, alzando sus puños en alto. “Cuando oigas a un niño preguntar por qué el sol viene y se va, dile ‘porque en esta vida no hay luz sin oscuridad’”, se escucha por toda la plaza. Con el tema que viene a continuación, es muy difícil contener la alegría y las ganas de sonreír. Se trata de “Hoy toca ser feliz” (‘Gaia II’), que ya se ha vuelto imprescindible en cualquier directo de Mägo. Una canción que con la primera nota es capaz de poner en pie a cualquiera, y efectivamente lo hace. Llegados a este punto, nos preguntamos hasta cuándo seguiremos aquí. La respuesta viene con la siguiente canción, convertida ya en himno: “Hasta que el cuerpo aguante” (‘Finisterra’). Mägo de Oz cargan las pilas de los 4.000 asistentes, y nos dan muchas ganas de más. A continuación, Nelson vuelve a tomar el relevo a Txus, porque ahora este va al micro a cantar “La viuda de O’Brian” (‘Illusia’). Con su peculiar look de plumas, gafas y sombrero, el batería da rienda suelta a su atrevimiento con este descarado tema, que pone a bailar a todo el recinto. Un solo de piano estremecedor a manos de Javi Díez da paso a “Desde mi cielo”, tema de ‘Gaia II’ que llena de lágrimas los ojos de muchos asistentes. Rubén Kelsen vuelve al escenario para cantar junto a Zeta este bello y a la vez triste tema, que Carlitos dedica a alguien que ya no está. Ambas voces crean un conjunto enternecedor, y la base instrumental hace el resto. Los fans tienen aquí un detalle muy bonito: pompero en mano, comienzan a soltar burbujas, que ponen el broche a la canción. Sin duda alguna, un momento para recordar por siempre.Dejamos las lágrimas atrás, porque ahora llegan dos temas muy especiales: “Cadaveria” y “Vuela alto”. Ambos de ‘Illusia’, consiguen una entrega absoluta por parte del público, que parece olvidarse de todos sus problemas, y únicamente se limita a disfrutar. Si hay algo que destaque de Mägo de Oz es su facilidad para hacer que el ser más apagado brille, para hacer florecer lo que se creía marchito, y para hacer sonreír en los caminos más sombríos. Le llega el turno a un tema instrumental llamado “Sueños diabólicos”, muy animado y fiestero. Aquí, los protagonistas son Moha al violín y Josema a la flauta. Empiezan a tempo lento, para ir aumentando la velocidad a medida que transcurren los segundos. Terminan haciendo un divertido juego de perseguirse el uno al otro, que consigue sacar la risa al público. Para sorpresa de muchos, “Astaroth” (‘Finisterra’) es la siguiente canción en sonar. Muy rica en variedad de pasajes, los Mägos despliegan aquí todo su potencial para formar un conjunto fascinante. Patricia Tapia sale al frente para empastar su voz con la de Zeta, y el resultado queda definitivamente a la altura. Emociones de todo tipo en este punto del concierto.“Tu cara es bonita y bella; tu culo, una magdalena. Aunque seas él, y no ella, ¡esas nalgas, Josema!”. Con este ya clásico poema, Zeta abre “El que quiera entender que entienda” (‘Finisterra’), un tema muy idóneo para la ocasión, teniendo en cuenta que estamos en plena celebración del World Pride. Al compás de la música, vemos ondear algunas banderas del Orgullo entre el público. Muy destacable aquí la actuación de Josema, que no ha dejado de asombrarnos con su gran personalidad. Seguidamente, Zeta pide al público que alce su cerveza en honor al siguiente tema: “La posada de los muertos” (‘Gaia II’). Un tema imprescindible en cualquier fiesta que se precie. Los asistentes saltan y bailan con el ánimo por las nubes. Entre la marea de gente, vuela un globo con forma de jarra de cerveza que llega hasta el escenario.Sin duda, la mayor sorpresa para el público es escuchar el comienzo de “Finisterra”, apoteósico tema del álbum homónimo. Cuentan aquí con Manuel Seoane (Bürdel King, Burning Kingdom) como invitado, que se luce con solos de escándalo. Algún fallo que otro, pero perdonable. No cualquiera se atrevería a llevar al directo un tema de tal complejidad. En algún punto, lamentamos que los problemas técnicos se coman el sonido de las guitarras, que sin duda son de una calidad superior. “¡Oh, finis! ¡Oh, terra!”, clama La Fortuna a voz en grito.Ya se acerca la despedida, no sin antes lanzar los tres bises más clásicos. “La costa del silencio” (‘Gaia’), “Molinos de viento” (‘La leyenda de La Mancha’) y, como no podía ser de otra manera, la ya histórica “Fiesta pagana” (‘Finisterra’), como siempre acompañada de la mítica “superpolla”. El público, entregado al máximo, corea dejándose la voz y la piel en cada estrofa. Con estos tres temas, Mägo de Oz se encargan de poner la guinda final a la noche, que quedará por siempre en el recuerdo.

Videoresumen de TELEGANÉS:

 

 

Débler

  • Fleet Street 186 (intro)
  • Nada nos podrá parar
  • Mar de lágrimas
  • Se apagó el sol
  • Renacer del alma
  • Duelo hasta morir
  • La procesión de los borrachos

Mägo de Oz

  • Marcha Imperial (intro)
  • Pensatorium
  • Melodian
  • Abracadabra
  • Satania (con Rubén Kelsen y Nelson Valenzuela)
  • La danza del fuego
  • Hoy toca ser feliz
  • Hasta que el cuerpo aguante
  • La viuda de O'Brian (con Nelson Valenzuela)
  • Desde mi cielo (con Rubén Kelsen)
  • Cadaveria
  • Vuela alto
  • Sueños diabólicos (instrumental)
  • Astaroth
  • El que quiera entender que entienda
  • La posada de los muertos
  • Finisterra (con Manuel Seoane)

Encore

  • La costa del silencio
  • Molinos de viento
  • Fiesta pagana

Deja tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*