Skip to content

Zenobia + Rabia Pérez: Buena música por una buena causa

Hace 1 año 0

Es viernes 30 de junio y el gran estadio Santiago Bernabéu se alza majestuoso ante nuestros ojos. Sin embargo, hoy no toca hablar de fútbol, sino de música. Hoy, dos bandas se darán cita en el Real Café Bernabéu para tocar por la Asociación Salvar Ángeles Sin Alas (SASA). Se trata de Zenobia y Rabia Pérez, que nos ofrecerán un concierto en acústico cuya parte de sus beneficios recaerán en esta asociación dedicada a los animales.Las actuaciones comienzan algo después de la hora, pero como suelen decir, lo bueno se hace esperar. El público disfruta de una agradable cena con vistas al estadio, algo que sin duda haría las delicias de cualquier aficionado al fútbol. Dentro del restaurante, puestos de merchandising de ambas bandas y de la asociación. CDs, camisetas, tazas, carteras, y todo tipo de objetos. Terminada la cena, da comienzo el concierto, no sin antes ceder la palabra a Laura, Bárbara e Itziar, responsables de la asociación SASA. Las tres exponen el cometido de su asociación y animan al público a tomar parte de ella, y contribuir con ello a su noble causa.Al caer la noche, comienza el concierto. La primera en pisar el escenario es Fátima Pérez, vocalista de la banda vallecana Rabia Pérez, acompañada de Gabriel Peñasco a la guitarra, Txema Grantotem al bajo y Roberto García al cajón. Formada en 2011 por la cantante y el guitarrista, traen bajo el brazo un disco homónimo a la banda, lanzado en 2015 y ya presentado en varias salas madrileñas, con amplia repercusión mediática. Sin más dilación, arrancan con “Romper a llorar”. Sonriente y firme, Fátima se apodera de la tarima con una actitud decidida. Bien adaptado al formato acústico, se notan las raíces hard rock en el sonido de la banda. Tras presentar a los miembros, Fátima comienza a hablar de su amigo “Fermín”, dando paso al siguiente tema. “Un buen día una carta, un despido llegó, sin dinero, sin empleo y la mujer le dejó, y en poco tiempo, Fermín hasta la casa perdió”, canta la poderosa vocalista, muy reveladora.Le llega el turno ahora a “Noches de leyenda” y “Prisionero”, dos temas en los que Rabia sigue demostrando su fuerte personalidad sobre la tarima. Lo mismo ocurre con “Tus deseos”, tema en el que la banda adopta un tono más serio. Continúan rompiendo con “Esta vida es una ruina”, directa, sincera y con garra.  Con “Dime”, la banda adopta un tono más tierno y melódico. “Somos heavies, pero nos gusta lo moñas”, bromea Rabia en alguna ocasión.A continuación, vienen dos de los temas más reivindicativos. Con dolor, Rabia evoca los cientos de casos de violación a menores con “Quién te salvará”, y recuerda el caso del violador reincidente de La Paz. “Corre, pobre niña, no mires atrás o te atrapará”, canta. En “Un simple error”, la cantante lamenta las vidas que se ha cobrado la incompetencia médica a lo largo de la historia, entre ellas, la de Adri Milán, en honor a quien escribieron este tema. “No a las negligencias médicas”, sentencia. Compositora desde su infancia, las letras de Rabia se caracterizan por ser muy directas y reivindicativas. Antes de terminar, Rabia Pérez dejan atrás la seriedad y sorprenden con una versión rockera de “Tengo una muñeca”, con la que los asistentes pudieron perfectamente recordar su infancia. Un final inesperado, pero divertido. Rabia Pérez se van del escenario con una gran sonrisa.¡Espera! Aún no ha terminado la noche. Ahora viene Zenobia a poner el broche a la gran velada. Esta vez no están todos, ya que el formato acústico les obliga a reducir su formación. Sobre el escenario, Jorge Berceo (voz), Víctor de Andrés (guitarra) y Ernesto Arranz (teclado) se disponen a hacer vibrar el restaurante. Arrancan con “Vuelve”, una bella balada que demuestra que hasta los más metaleros tienen su lado romántico. Con mucha fuerza, continúan su repertorio con “Corazón de hielo”, tema potente de su último trabajo, ‘Alma de fuego II’. Muy bien adaptado al formato, no pierde un ápice de energía. Seguidamente, la banda echa la vista atrás para sorprender con “Ícaro”, canción de ‘Alma de fuego’ que dibuja una sonrisa entre el público. Inconfundible, Víctor deslumbra con su característica personalidad y sus dotes a las seis cuerdas. Para nadie pasa desapercibido. Al frente, con una sonrisa imborrable, Jorge derrocha torrente vocal al tiempo que interactúa con el público de forma muy fluida. Al fondo, Ernesto despliega todo su talento y su buen rollo a las teclas.Es una ocasión idónea para las baladas con gran protagonismo del piano, por lo que en el setlist no podía faltar “Valiente” (‘Alma de fuego II’). Un tema que Zenobia interpreta con una delicadeza infinita. Tras esto, la banda nos invita a dejar atrás nuestros problemas con “Brindemos por una canción” (‘Alma de fuego II’), un tema alegre y festivo que anima a todos los asistentes al encuentro. Toca ahora adoptar una mayor seriedad con “El sueño de un loco“, canción del álbum ‘Supernova‘ que recuerda el holocausto judío a manos de Hitler. “Que el mundo no olvide lo que sucedió, que nunca regrese tu sucia ambición”, canta Jorge, desgarrador. Uno de los momentos más emocionantes viene con “Ante tus ojos”, una de las baladas mejor valoradas de Zenobia. Jorge y Ernesto se quedan solos en el escenario para crear un conjunto piano-voz estremecedor.Dejando la ternura a un lado, la banda sigue con “Borraré tu nombre”, poderoso tema de ‘Supernova’, con el que los tres miembros de Zenobia se dejan la piel sobre el escenario. Muy típica en sus directos, tampoco podía faltar “Una de piratas” (‘Supernova’), muy aclamada y coreada. Los tres componentes cierran con “Si dejas que viva en ti” y con la ya mítica “Lo llevo en la sangre”, himno de la banda por excelencia. Una vez más, Zenobia nos ha hecho vivir una noche única. A pesar de que los acústicos suelen ser objeto de temor y tedio para los propios artistas, y en ocasiones también para el público, tanto Zenobia como Rabia Pérez han sabido desenvolverse muy bien en este formato. Venga como venga, siempre es agradable disfrutar de música en directo, sobre todo si se trata de ayudar a una buena causa.

 

Rabia Pérez

  • Romper a llorar
  • Fermín
  • Noches de leyenda
  • Prisionero
  • Tus deseos
  • Esta vida es una ruina
  • Dime
  • Quién te salvará
  • Un simple error
  • La muñeca

Zenobia

  • Vuelve
  • Corazón de hielo
  • Ícaro
  • Valiente
  • Brindemos por una canción
  • El sueño de un loco
  • Ante tus ojos
  • Borraré tu nombre
  • Una de piratas

Encore

  • Si dejas que viva en ti
  • Lo llevo en la sangre

Deja tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*