Skip to content

Astral Doors y Leyenda: Una cita imprescindible en la Sala Silikona

Hace 1 año 0

El barrio de Moratalaz hoy disfrutará de una noche de Heavy Metal en su conocida Sala Silikona, y es que se producirá el fin de la gira española de Astral Doors acompañados de los madrileños Leyenda. Originarios de la región sueca de Borlänge, la banda de heavy metal Astral Doors fue fundada en 2002 por el guitarrista Joachim Nordlund y el batería Johan Lindsted con el fin de componer algunos temas que recordasen a las bandas clásicas como Rainbow, Deep Purple o Dio, momento en el que consiguieron unir al vocalista Nils Patrik Johanson. A esta formación original actualmente se les une Jocke Roberg a los teclados, Ulf Lagerström al bajo y Mats Gesar a la segunda guitarra.

La banda sueca ha estado de gira durante esta semana en algunos puntos de la Península acompañados de Leyenda y participando en la primera versión de Dioses del Metal en Bilbao, con el fin de presentar su nuevo disco, ‘Black Eyed Children’ (2017). Es aquí en Madrid donde finalizan la gira por España, donde una gran cantidad de público de Madrid y del sur de España se ha reunido para presenciar a los suecos en acción.

Con una sala no muy llena, en torno a las nueve de la noche, la banda madrileña Leyenda sube al escenario de una sala con poco público para demostrar sus ya más de 20 años sobre los escenarios antes de la gira de presentación del que será su sexto disco de estudio, ‘Cibernética’. La banda formada por el guitarrista y vocalista Antonio S. Montemayor en 1995 (único miembro original en la actualidad) está compuesta por Javier García al bajo, Dennys Singer a la batería, Santi Novoa al teclado y Diego Borealis a la guitarra solista. En esta ocasión, al igual que su anterior show en la misma sala, cuenta con la participación en todo el concierto de Clara S. Gallego como voz femenina.

Ofreciéndonos un setlist parecido al que pudimos vivir el pasado mes de febrero en la misma sala, junto con las bandas Secret Rule y MindAhead, los madrileños empiezan con ‘Horizontes’, tema con la que han abierto todos los conciertos de la banda en estos últimos meses, ante un público todavía frío, pero que poco a poco fue calentándose para continuar con ‘Tierra prometida’, donde podemos destacar los teclados de Santi Novoa y los coros por parte de Clara que dan un toque más interesante al tema original de ‘Ciudad del Caos del año 2012. En algunos puntos del concierto, nos sorprende el Tour Manager de la banda sueca, que apostado en la zona del merchandising de ambos grupos, parece estar muy motivado con la música de la banda de Madrid.

‘Más allá del fin’, es otro de los temas imprescindibles en el concierto, perteneciente al primer disco de la formación, ‘Quintaesencia’ (2005), pero que este año se incluirá remasterizado como bonus track en ‘Cibernética’, tema con el cual consiguieron despertar a todo ese público rezagado por la sala. “Ha sido un placer” menciona Antonio mientras hace referencia a la gira con Astral Doors por la Península. La banda da paso ahora a “La isla del Castigo”, que pertenece a su quinto álbum de estudio, ‘Bienvenido al paraíso’, lanzado en 2015. El concierto continúa con un clásico de la banda, ‘Besos de serpiente’ donde la voz de Clara se fusiona con la de Antonio para dar lugar a una interesante mezcla, así como la participación del combo Santi-Clara en los coros.

Llegados a este punto, mientras Antonio se pone una tirita por un corte en el dedo, presenta un nuevo tema que se incluirá en el nuevo álbum, el cual posiblemente será el single del disco que saldrá en menos de 20 días al mercado, tal y como comenta Antonio. Este tema no es otro que “Alma errante”, una canción con ciertos aires al AOR ochentero con gran participación de los teclados de Santi. Seguidamente el teclista continúa con los primeros acordes de “Un nuevo mundo” junto a Diego a las guitarras que rápidamente se continúa con “Esmeralda”, uno de los temas más esperados de la noche, donde, como pudimos comprobar en “Besos de serpiente”, la combinación de Santi-Clara dan un toque muy interesante a la canción final.

Unos acordes de teclado señalan que la banda va finalizar su concierto, y no es otro tema que uno de sus clásicos, “Desierto de hielo”, uno de sus himnos más conocidos de ‘A medianoche’ (2007). Como es habitual, Antonio juega con el público para que repita con ellos la frase que da nombre a la canción con una base rítmica por parte de la banda, primero a la zona izquierda de la sala y luego a la derecha. Sin duda una de las mejores maneras de fusionarse con el público, cosa que se echa en falta en muchas bandas actuales.

Tras un breve parón en el que algunos del público gritaban brevemente “Otra, otra” al son de aplausos y gritos, sin salir del escenario, Antonio volvió al micrófono amparado bajo el teclado de Santi para finalizar el show con tres bises. El primer de ellos es “Bienvenido al Paraíso”, tema que da nombre a su quinto disco  y el potente “Cuando toque luchar”, donde Diego se luce como nunca. “Muchísimas gracias amigos, ahora ya sí que nos vamos y os dejamos con Astral Doors” grita Antonio emocionado antes de empezar con uno de los mejores temas compuestos por la formación, ‘Ciudad del Caos’, tema que estuvo ausente durante el último paso de la banda por la sala, pero que es el cierre perfecto para la banda gracias al doble bombo de Dennys y los teclados de Santi en conjunto a las voces de Antonio y Clara.

Después de que los madrileños abandonen el escenario, los asistentes esperan ansiosos a otro plato fuerte de la noche: Astral Doors. Con un poco de retraso, una intro de teclado pregrabada y tras una presentación por parte del Tour Manager de la banda sueca, los músicos de Astral Doors suben poco a poco al escenario para empezar a dar caña a través de ‘Evil Is Forever’ ante un público muy emocionado y al que el señor Johansson deja cantar las últimas vueltas del tema. Rápidamente, Joachim continúa a la guitarra con los primeros riffs de “We Cry Out”, perteneciente a su último disco. Mientras arreglan algunos problemas que surgen con la batería, el vocalista exclama “For you, Madrid” para dar comienzo a otro de los temas del nuevo disco, ‘Walls’, donde pudimos encontrar a Nils con sus mejores galas.

Tras quitarse Nils su chaqueta blanca, los suecos presentaron uno los himnos en directo más reconocidos de la banda, “Child of Rock and Roll” del álbum ‘Jerusalem’ (2014), el cual fue muy coreado por gran parte del público el cual fue continuado con “The Last Temptation of Christ”, que siguió con la misma química frente a un público cada vez más entregado a los suecos. Unos redobles de campanas da inicio a “Of The Son And The Father”, una vuelta a sus comienzos donde el vocalista juega con el público ante un ritmo de bajo y batería. Aunque el setlist marcaba que el siguiente tema era “Bride of Christ”, debido a los problemas con la batería tuvieron que descartarla, dando paso al potente y coreado “London Caves” del ‘Astralism’ (2006).

El concierto continuó con un tema de ‘Requiem of Time’ (2010), “Power and The Glory” que inicio de nuevo con una introducción pregrabada, donde pudimos presenciar a una banda totalmente entregada al público de la sala madrileña. Los suecos dieron el cierre al primer bloque del concierto con “Die On Stage”, perteneciente a su último disco, y que se trató de una declaración de intenciones donde el vocalista lo dio todo para su público; y “Black Rain”, con la vuelta de nuevo al ‘Astralism’, un tema de puro heavy metal, donde los asistentes acompañan a la banda en todos los coros.

Es en este momento en el que la banda baja del escenario ante un público que no para de gritar para que vuelvan de nuevo, mientras un gracioso Johansson se acerca a la barra para acercarse a los asistentes. Rápidamente la banda vuelve a escena para mostrar la tralla final del concierto, y es que ‘New Revelation’ es un tema tan potente que obliga al headbanding, elevar los puños y corear acompañando a la banda hasta dejarse la voz. Para el penúltimo tema, el vocalista sueco jugó al típico pregunta respuesta con el nombre de la canción “Time to… Rock”, gracia que estuvo repitiendo también durante los estribillos. Y es que, cuando una canción llena tanto al público, es digno de compartirlo con ellos.

Para dar cierre al concierto, volvieron de nuevo a su clásico disco ‘New Revelation (2007) a través de “Cloudbreaker”, y los músicos fueron aplaudidos por un público que, en parte, miraban con pena que un concierto como este hubiese durado tan poco, ya que esta banda tiene bastantes temas decentes para escuchar y vivir en directo. Suponemos que el finalizar una gira  es algo cansado y que la banda no podría estar al 100%, pero dieron un concierto irrepetible. A pesar de ofrecer un setlist bastante corto para el poderío de la banda en el escenario, y en especial de su cantante, dejaron un buen sabor de boca a los asistentes.

Leyenda

  • Horizontes
  • Tierra prometida
  • Más allá del fin
  • La isla del castigo
  • Besos de serpiente
  • Alma errante
  • Un nuevo mundo
  • Esmeralda
  • Desierto de hielo

Bises

  • Bienvenido al paraíso
  • Cuando toque luchar
  • Ciudad del caos

Astral Doors

  • Evil is Gorever
  • We Cry Out
  • Walls
  • Child of Rock and Roll
  • The Last Temptation of Christ
  • Of The Son and The Father
  • London Caves
  • Power and the Glory
  • Die on Stage
  • Black rain

Bises

  • New Revelation
  • Time to Rock
  • Cloudbreaker

Deja tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*