Skip to content

Crítica de ‘Ghost Ship’, nuevo disco de Theocracy

Hace 1 año 0

Lista de canciones

  • Paper Tiger
  • Ghost Ship
  • The Wonder of It All
  • Wishing Well
  • Around the World and Back
  • Stir the Embers
  • A Call to Arms
  • Currency in a Bankrupt World
  • Castaway
  • Easter

Sin quererlo ni beberlo, la pasada Semana Santa me topé con un grupo de Heavy Metal que hizo una canción llamada “Easter”. Investigando, descubrí que eran Theocracy, un grupo de Metal Cristiano que no estaba nada mal. Hoy, vengo a traeros una humilde crítica de su cuarto álbum de estudio, un álbum que se me ha antojado muy bueno y que me recuerda a los inicios de un grupo que siempre me ha gustado, Avantasia. Theocracy se ha hecho hueco desde hoy, que he escuchado a fondo este disco, ‘Ghost Ship’, en mi biblioteca musical.

El álbum empieza fuerte con una canción que no deja indiferente a nadie, “Paper Tiger”. Con guitarras muy melódicas al principio y la voz de Matt Smith muy acorde con el tono escogido para esta canción. El estribillo nos muestra un cambio drástico que me recuerda bastante uno de los grupos que más he adorado en mi vida. El estribillo me recuerda a esas melodías que WarCry nos tiene acostumbrados a escuchar. Como si se tratara de un medio tiempo, tras un solo de las guitarras de Jonathan Hinds y Val Allen Wood, casi al final de la canción el tiempo se para para volver al apogeo y hacer un cambio de tono sin que nos demos cuenta. Un muy buen comienzo de un disco que me ha cautivado.

La siguiente canción fue la segunda que escuché de este grupo y la segunda que escuché de este disco. Es la que da nombre al álbum, “Ghost Ship”, que  cambia de ritmo y de estilo si me apuráis. Si en la anterior nos encontrábamos con un power metal, aquí simplemente estamos ante un Heavy Metal propiamente dicho. Siguiendo el orden de la canción oímos que en el estribillo cambiamos de tempo para tener un estribillo más épico que lo anteriormente escuchado y darnos cuenta que nos encontramos al final del segundo estribillo con unas disonancias mezcladas con coros épicos que le dan a la canción un sabor especial. Sin duda, una de mis favoritas de este disco.

Desde el principio, “The Wonder of it All” se me antoja muy distorsionada y demasiado rápida. Un trabajo arduo de Shawn Benson a la batería que no puedo imaginar cómo acabará con los brazos tras tocar esta canción en directo. Puede que en esta canción se abuse demasiado de los ritmos rápidos y los cambios constantes de tono. Aun así, quitando todo eso, tenemos un estribillo muy agradable que acaba con una progresión ascendente para morir en un pre-estribillo que nos llevará al estribillo final acompañado por una orquesta que hasta ahora no había a aparecido (y si había aparecido, de manera muy pequeña) y que ya echaba de menos en un disco de este calibre.

Si yo hablaba anteriormente de la orquesta, aquí tienes dos tazas. “Wishing Well” comienza con una orquesta sonando en todo su esplendor y que se mantiene en la canción. La peculiaridad que le encuentro a esta canción es que las guitarras rompen definitivamente en el estribillo que tarda en llegar y lo hace de forma muy bonita. Una parte muy importante de esta canción es el bajo de Jared Oldham, que nos guía toda la canción sin que nos dejemos de perder ni un solo detalle. La batería sigue haciendo un trabajo impresionante junto al bajo, haciendo que podamos escuchar todo de manera más compacta.

No sabría decir lo bonito que me parece el inicio de “Around The World and Back” con una cajita de música y rompe en la repetición de la estrofa sin hacer mucho ruido. Es la quinta canción y coincide con el medio tiempo del álbum. Me parece una de las mejores canciones de este trabajo y es muy sentimental. Realmente, aunque empieza como un medio tiempo, os he mentido un poco, porque acaba de manera muy brutal y metalera. Por eso, creo que es una de mis favoritas, porque describe a la perfección como es el álbum, en menos de 5 minutos.

“Stir de Embers” llega para romper lo que antes habíamos escuchado, muy rápida desde el inicio y con una voz muy oscura y casi gutural. Llegamos al estribillo y vemos que toda esa oscuridad ya se ha ido porque ha llegado la melodía a la canción, una melodía marcada por la voz de un Sam Smith que se supera a cada canción y que hace un gran trabajo en este álbum.

La siguiente canción empieza con una guitarra solista muy distorsionada y una batería muy dura. “A Call to Arms” es un canto a la rebelión y así nos lo muestra su estribillo. La estrofa nos muestra la dureza de la historia que se está contando, que con el título ya nos lo deja a entender. El pre-estribillo nos deja que el tiempo pase más lento para llegar a ese estribillo revolucionario y un final inesperado y muy brusco.

Y aquí, en la octava canción llega el medio tiempo que antes se nos ha dejado a la mitad. Un precioso canto al sentimiento, una preciosa muestra de lo que Theocracy sabe hacer. Llegando al final de este corte nos podemos encontrar con un post-estribillo muy sugerente que deja sola, ante el peligro, a la voz con el bombo de la batería muy apagado y romper en el precioso estribillo, una verdadera obra de arte.

Intenciones muy claras desde el principio. Esta canción, “Castaway”, nos quiere dejar claro que va a ser un power metal desde el principio hasta el fin. Parece que la voz del vocalista ha cambiado repentinamente, de hacer agudos muy simbólicos en los anteriores cortes, en este se queda en una tesitura más central y no lo hace nada mal. Como nos han tenido acostumbrados en este disco, esta canción también tiene cambio de tempo al final, con unos acordes hechos por un teclado, muy de iglesia que acaban con el ritmo original y un final tan inesperado como cortante y no tan brusco como en ” A Call to Arms”.

Y llega el final de disco, con la primera canción que escuche. La escuché en la Semana Santa pasada, como bien he dicho al principio, se llama “Easter” y en 10 minutos hace un compendio de todo lo que tiene que haber en un disco de Heavy Metal. Es el compendio de Balada, Medio Tiempo y Heavy Metal. Puesto que es un grupo de Metal Cristiano, en esta canción no hacen otra cosa que explicar el misterio de la Semana Santa. Una canción verdaderamente impresionante y que ha gustado a un servidor que, aunque es creyente no cree en todo lo que debería creer un cristiano. Sin duda, esta es mi canción favorita del álbum. Los cambios de tono y de ritmo son impresionantes y no dejan indiferente a nadie. Si el disco abría de manera muy acertada, el cierre de este es muchísimo mejor, mucho más épica y con un estribillo que al final se acaba pegando.

Describir este álbum con pocas palabras es difícil. Solo me queda decir que, si no habéis escuchado este grupo, os digo que le deis una oportunidad, os va a sorprender gratamente. Yo lo hice y ya tienen un hueco en mi estantería. Theocracy ha conseguido romper mis estándares y mis esquemas. Muy épico y muy espectacular. ‘Ghost Ship’ ha conseguido abrir el corazón de este servidor que ha vuelto a creer en la magia de la música desconocida. Recuerdo que no me pasaba esto desde que empecé a escuchar Avantasia, allá en el año 2013 cuando empezaba a estudiar mi carrera universitaria. Disfrutad de este álbum, que viene cargado de canciones que no son canciones, que viene cargado de obras de arte.

Texto: Ares Turner

Formación

  • Matt Smith: Voz y teclados
  • Shawn Benson: Batería
  • Val Allen Wood: Guitarra
  • Jon Hinds: Guitarra y coros
  • Jared Oldham: Bajo

Deja tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*